domingo, 9 de mayo de 2010

EL RECODO DE LOS AILANTOS


Flota y se mezcla el perfume
de la pimienta y la casia,
y se esparcen las hojas
por donde crecen los sándalos.
Aunque el sol brilla otra vez
entre las nubes,
se sigue sintiendo el frío
en lo profundo del bosque.

Pei Di

2 comentarios:

  1. Precioso, doña Sigma. (Y muy sigmático). ;-P

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, doña Mega.Un abrazo.

    ResponderEliminar