sábado, 23 de enero de 2010

VERMEER

Mientras esa mujer del Rijksmuseum
con esa calma y concentración pintadas
siga vertiendo día tras día
leche de la jarra al cuenco
no merecerá el Mundo
el fin del mundo.

* Wislawa Szymborska

3 comentarios:

  1. La vimos hace poco en el Rijksmuseum. Una delicia, Vermeer.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos por vuestros comentarios. Sois muy amables.

    ResponderEliminar